Detectar y matar procesos zombie en nuestro sistema

Un proceso zombie es un proceso que ha terminado pero sigue apareciendo en la tabla de procesos. Para detectar si en nuestro sistema hay procesos zombie, podemos ejecutar la siguiente combinación de comandos:

# ps -A -ostat,ppid | awk '/[zZ]/{print $2}')

Un proceso zombie ya es un proceso muerto, y, por tanto, no se le puede matar. Así que, si matamos al proceso padre conseguiremos eliminar el hijo.
Para eliminar los procesos zombie, añadiremos un kill a la secuencia de comandos anterior:

# kill $(ps -A -ostat,ppid | awk '/[zZ]/{print $2}')
Be the first to comment

Por favor acceder para comentar.